¿Qué es un producto reacondicionado?

Productos reacondicionados:

¿Qué es y cuáles son sus ventajas?

Seguramente alguna vez has estado interesado en adquirir un ordenador u otro equipo y te encuentras con que es un producto reacondicionado. Actualmente, es muy común encontrar este tipo de productos, principalmente en el área de la tecnología. Es decir, no solo ordenadores, sino también tablets o teléfonos móviles. Si no tienes idea de lo que implica que un equipo sea un producto reacondicionado, estás en el lugar correcto. Te decimos, qué son y las ventajas que puedes aprovechar de la compra de este tipo de equipos.

¿Qué es un producto reacondicionado?

Se habla de un producto reacondicionado cuando él mismo ha sido comprado, devuelto por alguna falla o defecto, reparado por el fabricante y colocado a la venta nuevamente. De allí que sea un equipo reacondicionado, porque se le realiza todo lo necesario para que vuelva a funcionar bien y como nuevo. Para esto se efectúan revisiones y reparaciones profundas que te aseguran que el producto funcionará a la perfección. En especial cuando este servicio técnico es hecho por parte de la misma marca fabricante.

En vista de que pasan por un proceso de reparación, cuando se colocan nuevamente a la venta, el precio es mucho más bajo. Esto quiere decir que, encontrar el equipo que deseas estando reacondicionado te permitirá adquirirlo a un precio mucho más bajo que el de los equipos totalmente nuevos. Claro está, todo lo que tiene que ver con el funcionamiento seguirá estando bien, pues una vez que está reparado, se certifica que cumple con sus funciones de forma correcta y que no hay más fallas.

¿Cuáles son sus características?

Sin duda alguna, la principal característica que define perfectamente a este tipo de productos es que son abiertos, revisados y se les cambia aquellos componentes que estén fallando. En la mayoría de los casos, son equipos que no cuentan con fallas mayores. Por ejemplo, en el caso de los ordenadores, a veces son fallas con respecto al case, a los puertos o a sus periféricos. Así que, el cambio a realizar no será tan grande ni tampoco preocupante para su nuevo comprador.

Por otro lado, tienen la característica de ser mucho más económicos que los equipos tecnológicos 100% nuevos. Es probable que incluso los encuentres a mitad de precio, a pesar de que tienen los mismos componentes. De allí que sean un tipo de producto de mucha demanda en la actualidad y los preferidos de muchos. Además, en su mayoría vienen con una certificación de reparación de fábrica y un tiempo de garantía con el cual te puedes sentir más seguro al momento de adquirirlo y utilizarlo.

¿De dónde provienen estos artículos reacondicionados?

El origen de los productos tecnológicos reacondicionados realmente puede ser muy variado. Como te hemos venido explicando, en la mayoría de los casos, son equipos que los compradores devuelven por algún tipo de falla. Incluso hay ocasiones en las que simplemente los devuelven por no haber cumplido con sus expectativas del producto o no ser lo que necesitaban. De igual forma, su precio disminuye una vez que se saca a la venta nuevamente, debido a que ya son de segunda mano. 

También es probable que un equipo reacondicionado sea un producto que estuvo expuesto en las vitrinas al público durante mucho tiempo. Debido a la cantidad de tiempo que pasó allí, su precio también disminuye. Pues, aunque no ha sido usado, ha estado expuesto al deterioro por el paso del tiempo. También puede ser que su estructura se haya visto afectada con algún rayón o mancha. Por eso este tipo de productos pasan por un proceso de reacondicionamiento antes de volver a estar disponibles para la venta.

Ventajas de los artículos reacondicionados

Como te podrás imaginar, adquirir un producto tecnológico reacondicionado en lugar de un producto nuevo es algo que puede traerte varias ventajas. En especial en lo que respecta a nivel monetario. No obstante, si aún no estás muy convencido de que esto sea una buena idea, no te preocupes. A continuación, veremos los principales beneficios de los productos reacondicionados. De ese modo, contarás con una percepción mucho más completa al respecto del tema y de su respectivo funcionamiento.

  • Pagarás un precio mucho más reducido por un equipo de excelente tecnología
  • Estarás ayudando a preservar al medio ambiente al darle una oportunidad a un producto reparado
  • Todos estos productos cuentan con su tiempo de garantía
  • Puedes sentirte más confiado de comprar un equipo reacondicionado que un equipo de segunda mano
  • Existen distintos niveles de reacondicionamiento que te permitirán conocer el estado real en el que se encuentra el producto
  • Los encontrarás con suma facilidad en el mercado actual, pues hay muchos a la venta justo ahora.

Desventajas de los artículos reacondicionados

Claro está, al igual que con todo, así como estos equipos tienen ventajas, también tienen sus respectivas desventajas. Es fundamental que las conozcas también para así poder tomar la decisión correcta sobre si comprar un producto que ha sido reacondicionado o uno nuevo. Así que, para que crees tu propio juicio al respecto de la compra de este tipo de equipos, a continuación, veremos también las desventajas que supone la adquisición de estos equipos.

  • Existe la posibilidad de que vuelvan a presentar fallas en un corto período de tiempo.
  • Es posible que los desperfectos externos a nivel estético no puedan ser reparados.
  • Si el producto reacondicionado no es de tu país, puede presentar fallas adicionales en tu región.
  • No resulta seguro adquirirlo si no es en una tienda confiable y con certificación
  • Siempre existe la posibilidad de que algunas tiendas no te ofrezcan garantía al momento de adquirirlo
  • Al estar ya reacondicionado, no podrás solicitar un cambio del equipo en caso de fallas  

¿Qué diferencia hay entre un producto nuevo y reacondicionado?

Para finalizar, te hablaremos también al respecto de las principales diferencias entre un equipo nuevo y uno reacondicionado. En primer lugar, cabe destacar que todo lo que tiene que ver con la estructura externa y el embalaje del producto puede tener algunos desperfectos. Por ejemplo, el case puede tener algún rayón o el embalaje puede estar roto, mientras que con uno nuevo todo estará pulcro y bien almacenado. De igual forma, no se trata de algo que interfiera con el funcionamiento como tal del equipo.

La otra diferencia principal está en que el precio del producto reacondicionado, es mucho más bajo. En lo que respecta a la funcionalidad del equipo y el modo en el que trabajará, no tendrás nada de lo que preocuparte. En este aspecto no hay ninguna diferencia a resaltar, pues puedes estar seguro de que funcionará como si fuera totalmente nuevo. Así que, sin duda, se trata de una inversión que puedes realizar sin ningún tipo de arrepentimiento si necesitas el equipo y no cuentas con un presupuesto muy alto.